Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Embarazo

29.12.2017

#MOMMYBLOGGER Mes 6 – Escucha tu cuerpo

Es la única excusa que tengo para justificar la demora en el mes a mes de un embarazo inesperado pero soñado: no tenía ganas de escribir, solo de escuchar a mi cuerpo.

#MOMMYBLOGGER Mes 6 – Escucha tu cuerpo

A esta altura del embarazo hay muchas cosas que si pensaste que siempre harías cuando estuvieras embarazada, ya las deberías haber empezado a hacer.

Yoga para embarazadas, natación, lecturas que supuestamente te enseñan a ser mamá, el famoso scrapbook del baby, una foto por semana o por mes todas con la misma ropa para luego ver cómo fue creciendo tu guata y muchos otros clichés del embarazo.

Pero la realidad es que, aunque tu embarazo sea soñado, aunque te sientas de lo más bien y llena de energía, hay cosas que simplemente no te dan ganas de hacer. Y durante este mes, decidí dejar de cargar con esa eterna dolist de puntos a los que probablemente nunca iba a poder ponerles el ticket.

Me rendí con las clases de yoga para embarazadas, siempre encontré una excusa para no empezar natación, me aburrí de leer, no me gustaron mis dibujos en el scrapbook que tengo en la mesa de luz y así con varios otros ítems.

Para una persona que no puede dejar sus listas a medias como yo, esto fue todo un tema, así que no me quedó otra que analizar un poquito más en profundidad por qué no pude hacer lo que “se supone que debería hacer” y me dediqué simplemente a hacer lo que tenía ganas de hacer.

3c77d6f43509dbf372ec658bd0f94827

Muchas tardes fue más tentador echarme en el primer lugar que se me cruzara solo a sentir como #babyB se movía, otras a disfrutar de cómo mi Olivia (mi perrita) venía a tumbarse en mi panza, otras a fantasear con cómo será #babyB y el resto solo a ver crecer mi ombligo.

Así se me pasó mi mes 6: aprendiendo que no todo siempre tiene que ser como “debería ser”, porque muchas veces lo único necesario para estar bien y ser feliz, es escuchar a tu propio cuerpo y hacer lo que este te dicta. Descubrí que el cuerpo humano, y sobre todo el femenino, tiene una sabiduría increíble a través de la que es capaz de comunicarnos qué es aquello que realmente necesitamos.

Suena muy sencillo, pero no es tan fácil de poner en práctica. Lograr rendirse a solo ESCUCHAR EL CUERPO, dejarse llevar, dejarse sentir y hacer lo que se tengan ganas de hacer (esto vale desde para abrir un pote de helado en el supermercado, hasta para cancelar planes solo porque si o ver la misma película 3 veces, todo con la simple justificación de “porque tengo ganas”).

Solo entendiendo que en esta etapa lo principal es eso que mi cuerpo y #babyB desde adentro tenían para decirme pude deshacerme de pesos que no me estaban dejando disfrutar a pleno de mi embarazo, igual con el hormonazo de meses pasados y todas las molestias que ahora se convertirían solo en goce.

Comenta este post

cerrar