Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 11 personas

Embarazo

02.05.2018

Sangrado en el embarazo, ¿qué hacer?

¡Te ayudamos a informarte de esta preocupante situación!

Por Por: María del Carmen López Fuente: Emilia Villegas, Ginecóloga, Hospital Vithas Parque San Antonio, Málaga, España.
Sangrado en el embarazo, ¿qué hacer?

¿Es normal?

No es tan extraño tener un ligero sangrado o manchado (sólo mancha el papel higiénico) en el primer trimestre de forma irregular. No siempre que aparece sangrado vaginal durante los tres primeros meses de gestación se va a producir un aborto: en la mayoría de estos casos existe dolor y contracciones uterinas que acompañan al sangrado. Aún así es conveniente consultar al ginecólogo siempre, ya que él realizará los estudios necesarios para comprobar la evolución del embarazo.

Cuándo sí, cuándo no

En las dos primeras semanas de la fecundación es probable presentar un sangrado por la implantación del embrión. El cérvix uterino sangra con más facilidad en el primer trimestre de gestación, siendo otro de los problemas que nos podemos encontrar. Pero hay más: aborto espontáneo (que es la más frecuente), embarazo ectópico o placenta previa.

Señales de alerta

En el tercer trimestre de la gestación pueden traer consecuencias graves para la mamá y el bebé: puede ser síntoma de un problema grave, como placenta previa, desprendimiento de la placenta, parto prematuro e incluso rotura uterina, que sería el cuadro clínico más grave. Si se trata de un sangrado leve se recomendará reposo y se puede tratar con medicamentos que favorezcan el descanso uterino y la ausencia de contracciones.

¿Estoy a punto de dar a luz?

Hay veces que cuando tu parto comienza puede aparecer sangre. No te alarmes: los capilares del útero se rompen a medida que se dilata y esto puede dar lugar a un ligero sangrado. Sin embargo, sangrar cuando se está de parto no es lo más normal, así que es recomendable acudir cuanto antes al centro médico para asegurarte de que todo va bien.

Sangrado después de las relaciones sexuales

 En la mayoría de los casos, tener sexo durante el embarazo no representa ningún peligro. En ocasiones es normal sangrar tras una relación sexual ya que fluye mucha cantidad de sangre al cuello uterino, pero si hay sangrado por otros motivos, los expertos recomiendan tener cuidado o evitar las relaciones sexuales, pues podrían irritar y dañar más la zona.

Consejos para evitarlo

Descanso: es el mejor remedio.
Hidratación: una deshidratación puede producir contracciones en el útero y provocar un aborto espontáneo o parto prematuro.
Contrólate: evita esfuerzos físicos que conlleven contracción de los músculos del abdomen, ajustando la actividad diaria a tu situación.
Compresas: no uses tampones, podrían dañar más el cérvix o la pared vaginal y producir más sangrado.

Comenta este post

cerrar