Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 12 personas

Embarazo

26.06.2018

Comienza la cuenta regresiva: el bebé va a nacer

¡Nervios, cansancio y emoción al máximo! Cuídate mucho y acumula fuerza para la gran llegada.

Por Autor: Maya Martínez. Foto portada: Wes Hicks.
Comienza la cuenta regresiva: el bebé va a nacer

Es normal que experimentes sentimientos contradictorios: deseas abrazar con todas tus fuerzas a tu pequeño y, al mismo tiempo, te agobia el parto y pensar en cómo cuidarás de un recién nacido. Además, tu pancita está cada vez más grande, te sientes torpe para algunas actividades y agotada. Quieres descansar, pero también tener todo listo para la llegada del bebé.

5 consejos para las últimas semanas:
• Relájate
• Disfruta a tu pareja
• Piensa en ti
• Haz tus actividades favoritas (sin esfuerzos)
• Déjate consentir por quienes te rodea

Un embarazo normal dura de 38 a 42 semanas. Tu médico realizará controles frecuentes para valorar el bienestar de tu bebé y el estado de la placenta. Si tu niño no ha nacido pasada la semana 41, deberá inducir el parto (aunque no haya anomalías) para evitar complicaciones. Durante estos días de espera descansa y deja listas las cosas del bebé (cuna, silla del auto, las maletas de bebé, mamá y papá para el hospital, documentos del seguro de gastos médicos…) para que no te presiones y estreses al último momento.

Cambio de hábitos
¿Debes modificar algo en tu rutina? No, a menos que tu doctor recomiende reposo.

En el trabajo. Mientras el desarrollo de la actividad laboral no presente riesgos para tu salud y la de tu bebé, no te preocupes; solo no hagas grandes esfuerzos físicos o movimientos bruscos y procura descansar bien.
Relaciones sexuales. Se desaconseja si tienes hemorragias o amenaza de parto. El erotismo suave aumenta la autoestima, ya que necesitas más mimos que nunca.
Ejercicio físico. Nadar y dar largos paseos diarios son los ejercicios más recomendables durante la gestación: pueden realizarse hasta el día del parto, siempre que tu médico lo apruebe.
Viajes. Evita los destinos largos; si vas en coche descansa al menos 20 minutos cada dos horas.
Tareas del hogar. Si sufres del síndrome del nido (necesidad de limpiar la casa, dejar todo impecable para la llegada del bebé…), resiste lo más que puedas a este impulso y guarda tu energía para dar a luz.

Comenta este post

cerrar