Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Estilo de vida

24.10.2017

El tiempo ha llegado

Dejar el pañal es un gran paso hacia la independencia, ¿cómo ayudarlo a darlo?

El tiempo ha llegado

Controlar el esfínter es tan natural en la evolución del niño como ponerse de pie o decir la primera palabra: cuando está listo física y neurológicamente, lo hace. Por ello, si no está preparado, por más que te empeñes, no lo hará. Los padres no pueden decidir arbitrariamente cuándo quitar el pañal, son los hijos quienes avisan que ha llegado el momento. Cuando se respeta la evolución natural del niño, dar el paso suele ser muy sencillo. El asunto es… ¿cómo saber que ha llegado la hora? Con los siguientes consejos podrás determinarlo.

Tips para facilitar la transición
• Deja que te acompañe con normalidad en el baño y te vea en el escusado. Si siempre lo has hecho, qué mejor: los niños aprenden por imitación y repetición; es imposible esperar que hagan algo que no están habituados a ver.
• Vayan juntos a comprar una bacinica y tenla a la mano en el baño, para que se vaya familiarizando con ella.
• El día P, el elegido, quítale el pañal. Si trabajas, es mejor hacerlo un viernes para que puedas acompañarlo la mayor cantidad de tiempo posible.
• Si ya avisa, ponte atenta. Si no, cada hora y media pregúntale si quiere ir al baño.
• En caso de que se haga pipí, solo límpialo, sin comentarios negativos ni enojo. Los escapes son esenciales: con ellos aprende a relacionar la sensación en el vientre bajo con la pipí, es decir, identifica el momento de ir al baño.
• Cuando haga pipí en el escusado o en la bacinica, muestra alegría con naturalidad, sin exagerar.
• No obligues a tu pequeño a sentarse en la bacinica a una hora concreta, mucho menos hasta que haga del baño.

pañalinterior

¡Ya está listo!
Estas son las señales que indican que el pequeño está preparado para empezar a olvidarse del pañal (por supuesto, no tienen que darse todas):
• Aguanta tres o cuatro horas sin hacer pipí.
• Intenta imitarte cuando vas al baño.
• Cuando ya quiere ir al baño, hace gestos y da muestras de que sabe lo que está a punto de ocurrir.
• Dice “pipí” o “popó” para referirse a sus evacuaciones.
• Quiere quitarse el pañal cuando está mojado.
• Empieza a pedir ir al baño.

Dudas sobre esta etapa

¿POCO A POCO O DE GOLPE?
Algunos padres optan por quitar el pañal a su hijo un rato, desde que lo recogen de la escuela hasta después de bañarlo y el fin de semana por las tardes. Otros, en cambio, le retiran el pañal durante el día y no vuelven a ponérselo. Los dos sistemas funcionan, depende del niño y de los padres.

iralbaño

SIGUE SIN CONTROLAR, ¿INSISTIMOS?
A veces, lo padres se obsesionan con que las cosas sean de una manera concreta y caen con facilidad en las comparaciones. Son dos actitudes con las que es fácil fracasar porque cada niño tiene sus propios tiempos. Si al cabo de varios días te das cuenta de que has elegido un mal momento y tu hijo aún no está preparado, es mejor volver al pañal.

¿CUÁNDO EMPEZAMOS CON LA NOCHE?
Retirar el pañal nocturno suele llevar más tiempo: la mayoría de los niños pueden prescindir de él cuando ya controlan la pipí durante el día. La señal más clara es que lleve varios días despertándose con el pañal seco. Muchos niños piden dormir sin pañal: se sienten tan mayores con su logro diurno que no quieren ni oír hablar de ponerse el pañal de noche. Si lo moja poco o se levanta con el pañal seco de la siesta, también puedes intentarlo.

[Por: Desireé Coronado / Aseosría: Cristina Fernández Martín, psicóloga]

Comenta este post

cerrar