Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Maternidad

20.11.2013

Lo básico que debes tener en un botiquín

El botiquín es una de las cosas que se deben siempre “tener al día”, sobre todo cuando hay niños, pues nunca sabes cuando lo vas a necesitar.

Lo básico que debes tener en un botiquín

Es importante que sea completo, con los medicamentos y elementos necesarios que nos permitan solucionar cualquier emergencia. Aquí te dejamos una lista de cosas que necesitas sin duda tener en tu hogar para cualquier emergencia.

Termómetro: digital o de mercurio, lo importante es que funcione bien.

Antipirético y analgésicos: son medicamentos que bajan la fiebre y calman el dolor. Para los niños se comercializan en forma de jarabe: paracetamol e ibuprofeno. Los jarabes deben tener un mecanismo de apertura complejo para que no puedan ser abiertos por los niños.

Antihistamínicos: son medicinas para la alergia. Es importante conocer la dosis que corresponde a la edad de tus hijos y prefiere compuestos que no causen somnolencia -como la desloratadina- pues muchos de estos medicamentos dan sueño como efecto secundario.

Antitusígenos: son medicinas para aliviar la tos.

Loción de calamina: calma las irritaciones de la piel, como aquellas provocadas por quemaduras de sol o picaduras de insectos.

Gasa o apósitos de diferentes tamaños: son ideales para vendar heridas o cortes. Es importante que estén en envases pre-esterilizados para asegurar su condición aséptica. También es bueno tener parches adhesivos para heridas menores.

Desinfectantes para heridas: agua oxigenada, yodo, clorexhidina o bialcohol.

Vendas elasticadas: sirven para inmovilizar articulaciones en caso de torceduras o esguinces.

Suero fisiológico en monodosis: imprescindible para hacer lavados nasales y oculares.

Pomadas para quemaduras y repelente de insectos.

Agua esterilizada: es útil para lavar heridas sucias, con mucha tierra y sangre y así evitar que se infecte. Luego de limpiar la zona herida siempre se debe limpiar con desinfectante.

Tijeras y pinzas.

Una bolsa de hielo en el congelador puede ser muy útil para aliviar la inflamación en golpes y picaduras de insectos (se venden en las farmacias).

De todas maneras, siempre consulta a tu pediatra antes de dar cualquier remedio a tus niños.

Comenta este post

cerrar