Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Maternidad

13.10.2017

¿Cómo motivar a tus hijos a caminar?

Existen juguetes que lo ayudan a estimular sus primeros pasos, te dejamos una guía para que escojas el mejor, según su edad.

¿Cómo motivar a tus hijos a caminar?

Dar los primeros pasos es toda una proeza para los peques; una vez que lo logran, desarrollar y afianzar esa facultad será solo cuestión de tiempo y práctica. ¡Y qué mejor ayuda extra que los juguetes! Pero, ¿cuál es el mejor para facilitar el aprendizaje? Antes de que escojas, te conviene estudiar sus características, utilidad a la hora de estimular la marcha,
así como las posibilidades de juego que ofrece.

CORREPASILLOS
Lleva ruedas y una especie de barandal trasero para que el niño se agarre y camine apoyado en él. Puede tener distintas formas e incorporar un juego, como los bloques de construcción. Algunos modelos llevan asiento, así que se pueden usar también como vehículos.

•Edad: Desde el momento en que el pequeño puede mantenerse de pie solo y da sus primeros pasos, entre los 10 y los 16 meses. Antes puede ser peligroso por el riesgo de caerse.  

•Para qué sirve: No es para aprender a caminar, sino para ensayar: su fin es que el niño ejercite la marcha una vez que haya dado sus primeros pasos. Por tanto, ya debe mantener el equilibro y ser capaz de avanzar de lado partir de los 8 o 9 meses. Si el asiento no tiene protección, a partir de los 18 meses y siempre con un adulto presente.

•Beneficios: Apoya completamente la planta de los pies y aprende a distribuir el peso de su cuerpo de una pierna a otra mientras camina. De esta forma afianza su sentido del equilibrio, a la vez que va fortaleciendo los músculos de brazos y piernas.

correpasillos

MECEDOR
Podemos encontrar desde el tradicional caballito de madera hasta diseños más sofisticados, con formas, materiales y accesorios variados. Es fundamental que tenga asas para agarrarse, una base de balanceo anticaídas y un apoyo para los pies. Algunos modelos llevan un arco de seguridad alrededor del asiento, el cual impide que el pequeño se caiga.

•Edad: Cuando ya se mantiene sentado y si el modelo dispone de un asietno cerrado, a partir de los 8 o 9 meses. Si el asiento no tiene protección, a partir de los 18 meses y siempre con un adulto presente.

•Para qué sirve: Es un juguete que proporciona diversión, el balanceo entusiasma a los niños y les permite disfrutar del movimiento sin necesidad de desplazarse.

•Beneficios: Ejercita el sentido del equilibrio, ya que mientras se mece, el niño va ajustando imperceptiblemente su cuerpo a los movimientos que hace; tal aprendizaje le será de gran utilidad para cuando comience a caminar, tirar o empujar y mirar el juguete. La ventaja es que el pequeño puede ir adaptándose a su propio ritmo.

mecedor

EMPUJE Y ARRASTRE
Tienen ruedas y los hay de muchas formas, aunque predominan los animales. Unos llevan una cuerda en la parte frontal para tirar de ella; otros tienen un palo para empujar por detrás. En algunos, el muñeco se mueve, hace ruidos o emite luces mientras el niño lo arrastra.

•Edad: A partir de los 18 meses, cuando el pequeño ya anda con soltura.

•Para qué sirve: Estos artículos invitan al niño a practicar sus primeros pasos y pueden ser un buen recurso cuando no quiere caminar y pide ir
en la sillita o en brazos. Los que tienen forma de animal, más aún si son de tacto suave, se pueden usar también como objetos de compañía.  

•Beneficios: Estimulan la marcha y la orientamás, el ejercicio fortalece sus músculos. Los de empuje ayudan al desplazamiento y a practicar el equilibrio. Ambas modalidades obligan al niño a coordinar varias acciones al mismo tiempo: caminar, tirar o empujar y mirar al juguete. La ventaja es que el pequeño puedo ir adaptándose a su propio ritmo.

empujeyarrastre

CARRITO
El niño se sube y avanza impulsándose con los pies. Puede ser un coche, una moto, animal… Algunos modelos llevan un soporte trasero para que el niño camine empujándolo y lo use como un correpasillos.

•Edad: A partir de los 12 meses.

•Para qué sirve: Para disfrutar desplazándose por la casa o al aire libre. También, para imitar a los mayores conduciendo (los primeros juegos simbólicos aparecen al final de este año).

•Beneficios: El niño descubre que, usando las piernas y los pies adecuadamente, puede mover el vehículo y adquirir velocidad. Con ello gana autonomía y confianza en sí mismo. Además, el ejercicio fortalece sus músculos.

carrito

[Por: Beatriz Herrero]

 

Comenta este post

cerrar