Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Maternidad

16.10.2017

Criar niños queridos, astutos e interesantes

La vida social de tus hijos es más importante de lo que crees, no solo da color a toda la experiencia de la niñez, moldea su personalidad de por vida, asegura la psicóloga Hara Estroff Marano en Why Doesn’t Anybody Like Me? Para garantizar el éxito de los pequeños hay cinco reglas de oro. ¡Ponlas en marcha!

Criar niños queridos, astutos e interesantes

1) Fomenta su lado divertido. “Y es que el humor es la forma más fiable de hacer y conservar amigos”, dice Lawrence Shapiro, autor de El lenguaje secreto de los niños. Además, estimula habilidades clave como la flexibilidad y la astucia.

2) Anímalos a unirse a la brevedad con nuevos grupos de amigos y compañeros. Los niños que consiguen conectar a la primera tienen más posibilidades de ser populares. Por ello, enséñales la magia de la comunicación no verbal (sonreír y hacer contacto visual), así como a ser persistentes y probar distintos grupos hasta encontrar uno en el que se sientan felices.

3) Desarrolla sus habilidades de conversación. ¿Cómo? Anímalos a expresar sus sentimientos y “compartir información personal sobre sí mismos”, ya que los diálogos unilaterales en realidad no crean amistades.

4) ¡Siempre amables! Los chicos considerados son los más populares. “Los pequeños actos de atención y cuidado, marcarán gran diferencia en su vida y en la de los demás”.

5) ¿Cómo asegurar su éxito? Lo mejor es tener una relación íntima con ellos, que vean la interacción que tienes con tus amigos, así como la forma en que los valoras.

¡Saca su lado creativo!
Los pequeños que se entretienen con videojuegos son más creativos para escribir historias o dibujar. Una gran opción es Minecraft, perfecto para crear con bloques lo que quieran ¡sin límites! Desde animales y edificios, hasta volcanes. Y en la versión educativa incluso pueden jugar en mapas históricos e imitar el trabajo de artistas famosos de la historia, como la Mona Lisa de Da Vinci.

[Fuente: Revista Vanidades Chile edición octubre / Por: Daniella Cepeda]

Comenta este post

cerrar