Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 5 personas

Maternidad

19.02.2018

El ombligo del recién nacido ¿cómo cuidarlo?

Si el de tu bebé no se cae en los primeros 15 días después de nacer, acude al pediatra para que lo revise, porque puede hablar de una deficiencia de las células que ayudan a su caída natural.

El ombligo del recién nacido ¿cómo cuidarlo?

1) LAVA SUAVEMENTE con agua y jabón neutro durante el baño. Es un mito que mientras el bebé tenga el cordón no puede lavarse: la verdad es que la pinza que se le pone para evitar el sangrado no permite que salga ni entre nada. Además, el cordón ya está seco por dentro desde el segundo día, así que puedes bañarlo incluso bajo la regadera desde el primer día.

2) SECA A LA PERFECCIÓN el ombligo. Para evitar la humedad y cualquier riesgo de infección, lo que debes favorecer en realidad es que el cordón quede bien seco después del baño; puedes usar su misma toalla o una gasa. Mientras no halla secreción verdosa con mal olor no hay razón de alarma.

limpiar-ombligo-bebe

3) AL PONERLE EL PAÑAL, hazle un doblez a éste en la parte del ombligo. Tras cortar el cordón umbilical los médicos colocan una pinza para evitar que siga saliendo sangre; es grande, por lo que debes tener cuidado de que no se jale con la ropa y tampoco quede debajo del pañal porque puede clavársele a tu pequeño en el abdomen o provocar humedad. Lo mejor es hacerle un doblez al pañal para que quede por abajo de la cicatriz umbilical y la pinza perma- nezca libre, cubierta solo por la ropa.

4) APLICA un poco de merthiolate blanco. Esto ayuda a que el área seque más rápido después del baño y siga cicatrizando. No le arde, no te preocupes; el cordón no tiene terminaciones nerviosas, solo vasos y arterias que no están conectadas al sistema nervioso, por eso al cortarlo ni el bebé ni su mamá sienten dolor.

UNA VEZ QUE SE CAYÓ… Es normal que quede una costra de sangre e incluso una secreción amarillenta, que no es infección y poco a poco va secando. El cuidado debe ser igual: sigue los mismos pasos.

[Por: Jessica López Cervantes / Fuente: Dra. Geraldine Loredo Fuentes, Médico general, doula y educadora perinatal y de lactancia maternal. www.cursopsicoprofilacticonathal.com]

Comenta este post

cerrar