Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 7 personas

Maternidad

20.02.2018

Evita las infecciones mascota/hijos

Las mascotas se convierten en un miembro más de la familia; sin embargo debes tener varias precauciones para que todo a su lado sea felicidad.

Evita las infecciones mascota/hijos

La convivencia con una mascota aporta numerosos beneficios a la familia: por ejemplo, se ha descubierto que ayuda a disminuir el estrés y a mejorar el estado emocional de las personas. Esto se debe a que la compañía de un animalito en casa siempre trae alegría y diversión para todos, sobre todo para los más pequeños del hogar, con quienes tienen una increíble integración. Además, ayudan a desarrollar en los niños “el sentido de compromiso y responsabilidad. No importa la edad de tu hijo para que tenga un perro o gato siempre y cuando, como familia, tomen juntos las decisiones con respecto al animalito y estén al lado del niño en sus primeros contactos con la mascota”, afirma Fausto Reyes Delgado, Médico veterinario zootecnista y Director médico del Hospital Veterinario UNAM Banfield.

Lo malo:
A pesar de todos los efectos positivos que una mascota genera, también puede transmitir infecciones. Por eso es importante que “antes de llevar un gato o perro a casa primero sea revisado por un médico veterinario, ya que hay enfermedades (llamadas zoonosis) que se transmiten de animales a humanos.

via GIPHY

Las más comunes: 
• Parásitos gastrointestinales: Principalmente lombrices o protozoarios. Los perros y gatos se acicalan mucho, se lamen la zona genital, el área cerca del ano y el cuerpo; si un menor de edad juega con ellos y les da besos puede adquirir estos parásitos.
• Garrapatas: Son más comunes en los perros que en los gatos. Pueden transmitir padecimientos como la enfermedad de Lyme, que podría ser mortal tanto para la mascota como para las personas.
• Toxoplasmosis: Es la más temida de todas, pero para que se transmita del gato al humano tendría que faltar higiene al limpiar su arenero, ya que el parásito que la transmite (Toxoplasma gondii) se excreta por las heces del gato. “Si no hay un buen manejo de las heces, el humano corre un mayor riesgo de contraerlo”.

via GIPHY

¿Cómo prevenirlas?
• La higiene es lo más importante. Si tu perrito orina y defeca dentro de tu casa, recoge las heces y limpia de inmediato el sitio. Coloca las excretas en un lugar establecido para ese fin.
• Después de jugar con el perro o gato deben lavarse las manos de inmediato.
• No besen a su mascota. Esto no quiere decir que no la quieran: hay que recordar que se pueden lamer los genitales y la zona perianal, y si los besan, ¡están casi besando esas zonas!
• Lleva a tu mascota al veterinario dos veces al año para que le aplique las vacunas necesarias y la desparasite. También te dará guías de salud e higiene, indicaciones para su cuidado y el correcto manejo de sus heces.

Sabías qué… Si tu perro o gato deja de comer o come menos, si pasa más tiempo acostado o dormido y si tiene vómito o diarrea, son señales de que está enfermo y debes llevarlo de inmediato al veterinario, ya que podría contagiar a tu familia.

Comenta este post

cerrar