Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 8 personas

Maternidad

03.04.2018

Alivia el reflujo de tu bebé

Es común en los primeros seis meses de vida y se produce porque el aparato digestivo del pequeño aún está inmaduro, por lo que una parte de la leche que ingiere vuelve del estómago a su boca. ¡Acá te ayudamos!

Por Por: Jéssica López Cervantes Foto Portada: Michal Bar Haim en Unsplash
Alivia el reflujo de tu bebé

A la hora de comer

1) Mientras come, coloca su cabeza en una posición más alta que su estómago.

2) Déjalo eructar y descansar cuantas veces lo necesite durante su toma de leche.

3) Si llora, espera a que se calme antes de seguir dándole de comer.

4) Dale menos cantidad de leche cada vez que lo alimentas y aumenta el número de tomas.

5) Sácale el aire después de cada toma: cárgalo y dale suave palmaditas en la espalda.

6) Mantenlo erguido un rato después de que termine de comer.

Después de comer

1) No lo acuestes sobre su pancita.

2) No lo dejes dormir.

3) No le cambies el pañal.

Lo que necesitas saber: vómito vs regurgitación

En el primero hay una expulsión violenta del contenido estomacal; la segunda es espasmódica.

En la segunda, los jugos gástricos suben por el esófago y queman sus paredes (los niños pequeños no están preparados para tolerar un pH tan ácido). Por ello tu bebé siente dolor al comer, así que rechaza la comida o pasa hambre, se muestra irritable y llora más. 

Tips para prevenir el reflujo

1) Utiliza una almohada contra reflujo al recostarlo en la cuna para que parte de su cuerpo esté elevado, así le evitarás el reflujo mientras duerme.

2) Si lo estás amamantando, elimina los lácteos de origen vacuno de tu dieta.

3) Consulta con el pediatra el cambio de fórmula.

 

Comenta este post

cerrar