Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 3 personas

Maternidad

19.06.2018

S.O.S ¿A quién le creo?

¿Al pediatra, mis amigas, mi mamá… a internet? “San Google” dice que el colecho es bueno, una bloguera menciona que los niños duermen mejor con nosotros y a mi mamá le horroriza que su nieto no tenga cuna propia. ¿Quién tiene la razón?

Por Autor: Beatriz González. Foto portada: Jenn Evelyn-Ann.
S.O.S ¿A quién le creo?

Dudas eternas

¿Cuántas veces al día dudas sobre el cuidado de tu hijo? Desde preguntas “sencillas”, como qué ponerle para salir, hasta cuándo quitarle el pañal, si haces bien criándolo en casa o con ayuda de tus papás y si ya debes llevarlo a la guardería… Casi siempre, el estado natural de las mamás es el de la eterna duda.

A diario debes tomar numerosas decisiones de las que dependerá en parte el futuro de tus hijos: tipo de escuela, alimentación, lactancia prolongada, hábitos de sueño… Y sí, siempre da miedo elegir porque es una gran responsabilidad. Esa toma de decisiones es la que lleva a millones de mamás a buscar apoyo y ahí surgen las dificultades. Puedes encontrar orientación a través de distintas vías, como consultar al pediatra, las redes sociales o el círculo de amigos, familiares y conocidos. Pero con tanta información, puedes titubear o perderte.

¿A quién le haces caso?

¿A tu mamá, que te crió y a tus tres hermanos? ¿Al médico, que a veces es demasiado estricto? ¿A los blogs que sigues, que suelen decir lo opuesto a tu mamá? En ciertos temas casi siempre uno se basa en lo que “dice la ciencia”, es decir, en los consejos del pediatra, sobre todo en el caso de las enfermedades.

La periodista Carme Chaparro, autora del libro No soy un monstruo, comenta: “La influencia que unas mamás pueden tener sobre otras es terrible. Hay mucha presión que últimamente algunos grupos de mujeres están ejerciendo sobre otras con la consigna de que su manera de ver la maternidad es la única buena, la única válida”.

No se trata de cumplir órdenes

Tras una enfermedad, el pediatra te da su opinión y consejo para que tú, como papá o mamá, sepas qué hacer basándote en tu propio criterio y posibilidades. Te recomienda uno u otro tratamiento, pero quien se lo tiene que dar eres tú. Recibe la información, acepta todo lo bueno que te puede ofrecer, comenta tus puntos de vista y debate. Mira al pediatra como un profesional cercano y disponible con quien compartir experiencias vividas o leídas en los libros. A ti te toca decidir sobre la crianza de tu bebé.

Comenta este post

cerrar