Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 8 personas

Maternidad

19.07.2018

Ocho datos sobre el chupete

¿A favor o en contra?

Por Autor: Amanda Ayala.
Ocho datos sobre el chupete

Antes de darle uno a tu hijo, asegúrate de que ha aprendido a succionar; evita que lo siga utilizando después de los dos años y que lo sustituya por el dedo.

¿Cuándo empezar con él?

Un chupón es un objeto que tranquiliza. Si crees que tu bebé lo requiere, dáselo, pero consulta siempre al pediatra. Se recomienda esperar al menos a que la lactancia materna esté bien establecida. El método de succión no es el mismo que el del pezón y podría interferir en la lactancia.

¿Cuál elegir?

Lo más importante: fíjate en la forma de la tetina para que no perjudique el desarrollo de la boca de tu bebé. La ideal es una figura ergonómica y una base extra fina, que no impida que cierre la boca.

¿Rígido o blando?

Cada tipo tiene una funcionalidad. Los blanditos son muy útiles para la noche, para que no le haga daño en la cara cuando se le desliza. Los rígidos y con orificios son los más adecuados para la fase de dentición, cuando el niño saliva en exceso y es importante que la zona alrededor de la boca esté bien ventilada.

¿Puede llevar cadena?

Asegúrate de que las cadenas de las marcas comercializadas en los establecimientos especializados cumplan con las normativas de seguridad.

¿Cuándo cambiarlo?

Observa a menudo si el chupón está en perfectas condiciones. Si es de látex tiende a hincharse con el uso, por tanto debes cambiarlo con más frecuencia. También conviene hacerlo de tamaño cuando el bebé va creciendo. Hay una talla adecuada para cada edad.

¿Cuándo quitarlo?

Lo ideal es que se empiece a retirar a partir de los 16 meses y suprimirlo hacia los dos años de vida. Debes hacerlo poco a poco y ayudar a tu hijo a que lo haga voluntariamente. Evita que coincida con acontecimientos importantes, como el inicio de la guardería o la llegada de un hermanito.

¿Puedo untarlo de alimento?

No se aconseja, menos con comida dulce, como la miel; favo- rece a la aparición de caries

¿Produce daños dentales?

Si se retira a tiempo, no. Sin embargo, su empleo después de los tres años sí podría favorecer deformidades permanentes que requieran la intervención de un odontopediatra.

Comenta este post

cerrar