Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 9 personas

Maternidad

14.08.2018

Evita los accidentes de tus hijos en casa

Te enseñamos a reaccionar adecuadamente.

Por Autor: Amanda Ayala.
Evita los accidentes de tus hijos en casa

Tu pequeño va creciendo y sus habilidades motrices mejoran día con día. Tu casa se ha convertido en su parque de diversiones y, aunque te puede resultar muy gracioso, también suele ser peligroso para él. No debes cambiar todo en tu hogar, basta con sentido común y conocer los accidentes más frecuentes para poder prevenirlos. También es importante explicarle a tu pequeño qué es seguro y qué no.

Heridas

Mantén la calma. Si estás tranquila, transmitirás seguridad al niño. Debes conocer técnicas de primeros auxilios para actuar bien y con rapidez: límpiala con agua a chorro, no la frotes. Tampoco utilices alcohol. Si la hemorragia no para, detenla presionando sobre ella con una gasa estéril. Si existe un cuerpo extraño clavado, no lo quites. Lleva al niño al centro de salud más cercano.

Golpes

Es muy normal que los pequeños se caigan y se golpeen. Si se hace un chichón o un moretón pon un poco de hielo envuelto en un pañuelo para bajar la hinchazón; sirve aplicarle un poco de pomada de árnica para desinflamar. Debes estar alerta si está muy irritado o somnoliento; si esto pasa, llévalo al médico de inmediato. Si sufre una caída grave, nunca movilices el cuello, trata de tranquilizarlo y espera a que llegue un servicio médico para atenderlo.

Asfixia

Si tu hijo se atraganta con comida o con algún objeto pueden ocurrir dos cosas: que la obstrucción sea parcial (el niño toserá y llorará) o total, en este caso no podrá toser, hablar ni llorar. Realiza la maniobra de Heimlich: consiste en golpear a los más pequeños en la espalda con la mano abierta en sentido ascendente, estando el niño boca a bajo. Cuando son mayores abraza fuerte con ambos brazos y por detrás, sobre la boca del estómago para ayudarlo

Quemaduras

Son muy graves. Cubre la zona lesionada con gasas empapadas con suero fisiológico (un litro de agua y 90 gramos de sal) y lleva al niño al hospital de inmediato. Si la ropa se le quedó pegada a la herida, no la quites. Corta la que no lo esté y cubre con toallas limpias o gasas. Si la quemadura fue eléctrica, no toques al niño hasta que esté estabilizado, ya que podrías electrocutarte tú también. Después, aplica agua fresca durante 15 minutos, nada de pomadas ni aceite ni jabón.

Lo mordió un animal

Puede suceder en la calle o el campo, ten cuidado cuando veas que hay uno desconocido, pues a los niños les llama mucho la atención y éste podría no ser tan amigable y lastimarlo. Si se da el penoso caso de que muerda a tu pequeño, debes limpiar muy bien la herida y comprobar que el animal tiene las vacunas al día. Si no tiene dueño, acude a un centro médico de inmediato porque podría tratarse de rabia; en este caso, tendrán que vacunar a tu hijo lo más pronto posible.

Comenta este post

cerrar