Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 8 personas

Maternidad

22.08.2018

Cómo reaccionar ante la fiebre de tu bebé

Es normal que te preocupes cuando tu bebé tiene fiebre, pero no es una enfermedad, sino un síntoma de que su organismo batalla para defenderse de una infección.

Por Autor: Jéssica López Cervantes.
Cómo reaccionar ante la fiebre de tu bebé

Se considera fiebre cuando la temperatura está entre los 38 y 40ºC. Debajo de 38ºC es febrícula, muy común en resfriados o cuando salen los dientes. Los expertos coinciden en que, a no ser que el pequeño esté muy molesto, no se baje la fiebre hasta que ronde los 38.5ºC. Con esa temperatura se aconseja tomar antitérmicos (paracetamol o ibuprofeno).

Si no supera los 38ºC, no hay que eliminarla, sino controlarla.

Para tomar la temperatura

TACTO: Solo con tocarle la espalda, pecho o frente distinguiremos si tiene fiebre. Pero aunque nuestra sabiduría nos guíe, hay que confirmarla con un termómetro para que sea más seguro.
BOCA: No se recomienda hasta los cinco años. La valoración normal está entre 35.5 a 37.5ºC y se considera fiebre a partir de 37.5ºC.
RECTO: Es la más precisa, ya que indica la temperatura interior del cuerpo. Hay que introducirlo un centímetro más o menos, sin empujar. La valoración normal está entre 36.6 y 37.7ºC; es fiebre a partir de 38ºC.
AXILA: La temperatura axilar normal está entre 35.5 y 37.2ºC y se considera fiebre a partir de 37.4ºC. Difiere de la rectal en uno o dos grados.
OÍDO: Necesitas un termómetro timpánico, el cual da la temperatura en cuestión de segundos. Ojo: la cantidad de cerumen del oído puede entorpecer la lectura.

Hay que acudir al pediatra si

• Persiste más de tres días seguidos. Aunque no sea una fiebre alta, pasadas 48 horas es recomendable ir.
• El bebé tiene menos de tres meses.
• Aparecen manchas en la piel que no desaparecen al estirarse.
• Hay convulsiones , dolor de cabeza.

¿Cómo actuar frente a la fiebre?

1. Mídela con un termómetro digital.
2. No abuses de los antitérmicos.
3. Déjalo descansar; cuando están malitos ellos mismos piden dormir, así que no le animes a jugar, ya que mucho movimiento puede subir la fiebre.
4. Déjalo en pañal o con ropa ligera, tápalo con una sábana o manta fina para que el calor no aumente su temperatura corporal.
5. Aléjalo de fuentes de calor.
6. Ofrécele agua y jugos para evitar la deshidratación.
7. No lo obligues a comer; dale leche a demanda.

Comenta este post

cerrar