Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 5 personas

Maternidad

05.09.2018

Dile adiós a las dudas sobre la lactancia

¡Sin miedo y con mucho amor, todo resultará excelente!

Dile adiós a las dudas sobre la lactancia

Muchos mitos y temores acompañan a la lactancia. El principal es que no todas las mujeres tienen la capacidad de dar pecho, ya sea por limitaciones físicas, de salud o por baja producción. Pero la doctora Álvarez Peña explica que, sin excepción, cualquier mamá es capaz de alimentar a su hijo, aun cuando se trate de madres adoptivas.

El cuerpo femenino está completamente apto para que una vez que recibe el estímulo constante de la succión por medio de la boca del bebé, produzca la suficiente leche para alimentarlo hasta dejarlo satisfecho y cumplir con todas sus necesidades nutricionales. La especialista argumenta: “Son casos muy remotos, por ejemplo, cuando las mujeres se han sometido a una cirugía de reducción de senos, a la presencia de VIH/SIDA o que el bebé tenga galactosemia. Solo en estos casos se limita, aunque se puede recurrir a los bancos de leche”. La leche “no se va” ni se corta ni es insuficiente; como mamá, ten la seguridad y convéncete de que siempre tienes a tu alcance esta posibilidad para tu bebé.

Despeja tus dudas

Despejarlas es esencial para sentirte segura y transmitirle a tu bebé protección. Recuerda que la lactancia es un momento de comunicación muy emocional entre ustedes.

¿Cuándo se supone que “baja la leche”?
La producción de leche se inicia desde antes del nacimiento (a partir del tercer mes de gestación) y el recién nacido comienza a sacarla desde el primer momento en que empieza a succionar.

¿Cuándo debo empezar a amamantar?
Cuanto antes, mejor. De ser posible debes pegarte a tu bebé al pecho justo después del nacimiento. Así se acelerará el proceso de lactancia. En algunos hospitales retrasan el proceso unas horas, pero puedes hablar con tu médico para solicitarlo.

¿Se puede dar pecho tras una cesárea?
La cesárea no altera la producción de leche ni su composición, pero sí propicia algunas dificultades. Si se ha utilizado anestesia general, la primera toma deberá retrasarse hasta que haya pasado el efecto por completo. Si se empleó la epidural se puede comenzar de inmediato.

¿Se le debe dar leche a libre demanda (al principio tu bebito tomará la leche que necesita, sin seguir horarios establecidos) o es mejor cada tres horas?
Algunos bebés piden leche más seguido, pero si tu niño no reclama el pecho cada tres horas, debes ofrecérselo.

¿Cómo sé si mi leche en verdad es buena?
Si sale de tus pechos, significa que es la mejor para tu hijo.

¿Cómo sé si mi bebé quiere comer?
Pues dándole el pecho: si se despierta, se mueve mucho, se lleva las manitas a la boca con frecuencia, hace ruiditos…

¿Cuál seno ofrecer y por cuánto tiempo?
Lo ideal es que el bebé se alimente de ambos pechos en una misma sesión, porque así se estimula la lactancia y se evita la acumulación de leche en un solo lado. Permite que el pequeño vacíe primero un pecho (se llevará unos 20 minutos) y luego, si quiere, ofrécele el otro.

¿Cómo extraigo mi propia leche?
Puedes extraer la leche con ayuda de un sacaleches y guardarla en el refrigerador para luego dársela en biberón.

El momento en el que alimentas a tu hijo debe ser un tiempo y espacio dedicado a ustedes: mientras más relajada estés, mejor será la calidad y producción de leche.

Comenta este post

cerrar