Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

04.10.2016

FELIZ Y SEGURO EN TUS BRAZOS

¿Conoces las grandes ventajas de portar a nuestros bebés pegados al cuerpo? En la ‘Semana Internacional de la Crianza en Brazos’ te damos 4 razones para unirte a esta tendencia.

FELIZ Y SEGURO EN TUS BRAZOS

Durante muchos años se pensó que esta práctica no hacía más que malcriar y generar excesiva dependencia maternal en los bebés. Esta popular creencia poco a poco comenzó a perder su valor y las diversas experiencias científicas -que han sido seriamente controladas- han demostrado que los pequeños piden estar en brazos porque lo necesitan para su desarrollo.

“El recién nacido pasa abruptamente de un ‘ambiente mamá’ a uno vacío, sin ella: el hecho de poder estar en contacto piel con piel con su madre genera un sentimiento de tranquilidad que promueve un adecuado ambiente para su desarrollo” señala Varinia Signorelli, Psicóloga y Magíster en Psicología Clínica.

La crianza en brazos consiste en el contacto cercano y permanente con el bebé, ya sea llevándolo en brazos o con un portabebé. Por sus múltiples beneficios cada año se celebra la ‘Semana Mundial de la Crianza en Brazos’, promovida por organización Babywearing International.

Los expertos aseguran que una de las mejores alternativas para portar a nuestros bebés son las mochilas ergonómicas, que ofrecen una postura respetuosa con la fisiología del bebé y del papá o mamá que lo lleva.

gfdhfg

Hoy te damos 6 razones para ponerlo en práctica:

1) EL BEBÉ LLORA MENOS
Al sentirse seguros, tranquilos y protegidos en los brazos de sus progenitores, el bebé siente menos estrés ante estímulos del exterior. Es más, existen estudios que demuestran que las guaguas que son criadas ‘piel con piel’ lloran un 45% menos durante los primeros meses de vida.

2) DISMINUYE EL REFLUJO
En la mayoría de los casos, los bebés presentan reflujo por la inmadurez de su sistema digestivo. Mantenerlo en brazos o llevarlo en un portabebé durante los 30 minutos posteriores de haberse alimentado, manteniéndolo en posición horizontal o semi horizontal, lo ayudará a disminuir dicho trastorno.

3) MEJORA SU DESARROLLO FÍSICO
Recordemos que la postura natural de la guagua es con la forma arqueada en forma de ‘C’, tal como se encontraba dentro del útero materno. Es importante que -después de su nacimiento- esta posición sea la más frecuente, sobre todo hasta los seis meses. Tanto en brazos como en un portabebé ergonómico se respeta esa postura natural que, por su parte, fomenta el desarrollo adecuado de las caderas, columna y cráneo.

4) MEJORA EL DESARROLLO CEREBRAL
Las primeras experiencias del bebé repercuten directamente en su evolución cerebral. Los cuidados maternos y la crianza afectuosa moldean el cerebro del bebé, creando conexiones que guiarán la forma en que ese niño se relacionará con su entorno.

Comenta este post

cerrar