Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

22.09.2017

¿Qué cosas puedo volver a hacer?

Durante el embarazo tuviste algunas restricciones que ahora podrás retomar poco a poco, veamos cuáles son.

¿Qué cosas puedo volver a hacer?

1) Tomar medicamentos: Mientras amamantas, consulta antes de tomar cualquier medicina, no importa si solo son pastillas para la gripa. Ciertos analgésicos, tranquilizantes y somníferos pasan a la leche, al igual que el alcohol y el tabaco. Pero no abandones la lactancia, porque la mayoría sí son compatibles. Puedes consultar los medicamentos compatibles con la lactancia en www.e-lactancia.org o preguntar a tu médico.

2) Ir al dentista: No solo no representa ningún peligro (la anestesia local no pasa a la leche) sino que es imprescindible si tienes alguna molestia. No te conviene arriesgarte a tener una infección en esta etapa.

3) Fitness: El tiempo de espera dependerá de la actividad que estés pensando –no es lo mismo la gimnasia de mantenimiento que correr maratones–, de tu estado físico y de cómo haya sido la recuperación del parto. La recomendación general es que se puede reiniciar la actividad normal después de la cuarentena. Pensando en la lactancia, si haces ejercicio intenso y estás amamantando, debes hidratarte muy bien.

quepuedohacer3

4) Hacerte una radiografía: No hay riesgo de perjudicar al bebé, así que te puedes hacer cualquier prueba diagnóstica con rayos X sin problema. Lo que sí se recomienda evitar son las radiaciones ionizantes, sobre todo en exposiciones largas.

5) Cargar peso: Durante el puerperio hay que tener mucho cuidado con los esfuerzos, sobre todo tras una cesárea. Se recomienda no levantar peso antes de las tres semanas, ya que si se hace fuerza sobre el abdomen, podría soltarse algún punto y retrasarse la recuperación. Tampoco es prudente subir y bajar demasiadas escaleras en las primeras semanas, porque se empeora el tono muscular pélvico.

6) Tratamientos capilares: Hacerse unas mechas en el pelo que no tienen contacto con el cuero cabelludo, no tiene por qué ser perjudicial. En e-lactancia. org, los tintes capilares están clasificados como un producto de riesgo bajo. Si lo vas a hacer, báñate después de que te apliquen el tinte para que el área del pecho quede limpia y lleva el pelo corto o recogido, para evitar que se introduzca a la boca del bebé y este absorba compuestos potencialmente tóxicos.

quepuedohaceruno

7) Bañarte: Puedes hacerlo desde el día siguiente al parto, pero no conviene que lo hagas por inmersión (en tina) hasta que la zona en la que ha estado insertada la placenta cicatrice por completo (en unos 40 días), porque podrían entrar gérmenes en la cavidad uterina y causar infecciones. Tras una cesárea se deben mantener las mismas precauciones que en un parto normal.

8) Depilación: Durante el embarazo, gracias a las hormonas, el vello corporal se ha hecho más fuerte y abundante. Suele volver a su estado original unos seis meses después del parto y no se ha encontrado ningún riesgo en la depilación, aunque la cera caliente predispone a la vasodilatación, por lo que no se recomienda si tienes problemas circulatorios y várices. Los sistemas de cera fría son seguros y la depilación láser, también.

9) Usar tampones: Mientras duren las secreciones hay que utilizar compresas hipoalergénicas y transpirables, ya que se necesita que los puntos internos estén limpios y secos. Las que llevan elementos plásticos pueden causar alergia e irritaciones. La menstruación no volverá mientras estés lactando, así que cuando llegue la primera regla puedes volver a usar tampones.

10) Viajar: No existen inconvenientes para realizar un viaje largo en auto, tren o avión, aunque durante las cuatro primeras semanas puede resultar incómodo por la intensidad de las secreciones y las molestias de la cicatriz. Además, como el bebé te acompaña, tendrás que adaptar el viaje a sus necesidades.

[Por: Ser Padres]

Comenta este post

cerrar