Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

27.09.2017

¿Tengo dependencia emocional con mi pareja?

Algunas personas viven las relaciones de pareja con un apego excesivo y de manera adictiva: La pareja es el centro de su vida y todo lo que sucede en la relación afecta su estado anímico y su vida. Es sin duda una forma de relación distorsionada, en la cual solo es posible sentirse feliz con […]

¿Tengo dependencia emocional con mi pareja?

Algunas personas viven las relaciones de pareja con un apego excesivo y de manera adictiva: La pareja es el centro de su vida y todo lo que sucede en la relación afecta su estado anímico y su vida. Es sin duda una forma de relación distorsionada, en la cual solo es posible sentirse feliz con la presencia de otro.

La dependencia en la pareja se define como un estado psicológico de desorganización de los afectos y se expresa en las relaciones intimas, las cuales llegan a ser muy destructivas e inestables. Una persona dependiente intentara estar el máximo de tiempo con su pareja y si no lo logra, compensara buscando otras formas de contacto, como enviar mensajes de manera insistente, a través de las redes.

Como a estas personas, la separación les provoca una angustia incontrolable, llegan en muchos casos a tener una actitud en extremo sumisa, es así como para evitar conflictos se someten y pueden llegar a transgredirse con tal de no perder al otro. También por otra parte, exigen que se les dedique tiempo y atención constante. En este contexto, las personas dependientes cuando se distancian o rompen el vínculo, suelen entrar en pánico y tener síntomas de abstinencia, caracterizado por altos niveles de ansiedad, pensamientos obsesivos y depresión.

dependenciaenelamor2

El origen de esta forma de relacionarse se encuentra en los primeros vínculos afectivos que se establecieron con los padres o cuidadores. El hecho que la madre o padre pudo haber estado ausente a temprana edad, aunque no lo haya sido físicamente, si no al tener dificultades de sintonizar con las necesidades de su hijo, constituye una gran carencia afectiva dejando huellas en seguridad y la autoestima.

Las personas dependientes:
– Evitan problemas con su pareja, ceden a las demandas del otro e incluso dejan ser pasadas a llevar.
– La felicidad la centran exclusivamente en el otro, dejando de lado amigos, se aíslan socialmente.
– Tiene una idea distorsionada e idealizada del amor, con la creencia de que un verdadero amor no deja cabida para nada más.
– Son más tolerantes al maltrato psicológico o físico.
– Exigen atención permanente, demandando de manera agotadora.
– Tienden a justificar a la pareja, llegando a sentirse culpables de los problemas que surgen y tienden asumir la responsabilidad.
– Suelen ser fácilmente manipulables y con una alta probabilidad de ser blanco de chantaje emocional.
– Tienen un permanente temor a perder al otro y se deprimen mucho cuando hay desencuentros.
– Mantiene la relación por largos periodos, incluso años, aún cuando estén insatisfechos o la relación les provoque sufrimiento y daño.
– Pueden ser muy celosas y desconfiadas que les quieran quitar a su pareja.

amoramoramor

¿Qué hacer ante una dependencia emocional con mi pareja?
Si una persona se descubre a sí mismo como dependiente, puede tomarlo como la oportunidad de hacer un cambio. Es importante hacer una reflexión que permita comprender las relaciones que se tienden a establecer, evaluar si existen problemas de autoestima baja, temor al abandono, sentimientos profundos de soledad o culpa.

Si es así asumir el problema, de manera comprensiva, será el primer paso para superar este patrón. Conversar con alguien de confianza ayuda a aclarar y a superar el problema. Será necesario iniciar un aprendizaje personal y aprender a quererse y disfrutar de estar en actividades sin incluir a su pareja.

Es recomendable cultivar momentos con amigos distintos, participar en talleres de desarrollo y autoestima, en que pueda hablar libremente de lo que le sucede intercambiar experiencias. Lo más importante es aprender a valorarse, reconociendo las cualidades, las cosas que se hacen bien y buscar la manera de desarrollar autonomía con actitudes pro activas. Esto facilitará el compartir con la pareja de manera sana y equilibrada.

Por: Susana Pérez Hidalgo
www.centrorumbos.cl

Comenta este post

cerrar