Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 3 personas

Pareja

07.03.2018

¡Tipos de separada!

La cómoda, la revelada, la víctima… ¿cuál eres tu?

¡Tipos de separada!

Hoy vengo a reírme un poquito de nosotras mismas. En algún post anterior hablé de los tipos de ex maridos que podemos encontrar en la jungla de los separados, pero este análisis no estaría completo si no nos categorizamos a nosotras mismas.

Durante estos años, he ido conociendo a variados tipos de mujeres separadas y sin ánimo de juzgar, sólo de reírnos, es que armé este compilado de “tipos de separadas”.
Tómeselo con humor, le apuesto a que a más de alguna conoce y si usted está separada, con más de alguna se identifica.

1) La Víctima
La separada víctima es la clásica que en la vida “tooooodo le pasa”, ella es la pobrecita mosca muerta a la que “el marido la dejó” o “el marido le fue infiel” o algún otro caso contado con mucha tragedia. Es la mujer que no se hace responsable por nada en su vida, ella nunca es protagonista, ella es la poooobre víctima del lobo feroz, vive llorando por los rincones sin entender por qué “tiene tanta mala suerte”. Es la reina del ravotril, de las lagrimas fáciles… vive llorándole a alguna amiga, vecina, conocida o cualquiera con mucha paciencia para escucharla, todas sus penas y desventuras. Esta separada nunca “está bien” siempre “está mejor” o “saliendo adelante”. Ama dar lastima y no hay quien que no sepa hasta los más mínimos detalles de la tragedia e injusta que es su vida.

2) La Pobretona
Esta, a mi juicio, es la más típica (ja ja ja). La separación no sólo se llevó al marido, los planes, proyectos y sueños de familia y la tranquilidad de una vida cómoda y medianamente feliz, también se llevó su estabilidad financiera y la dejó en ¡¡¡la banca rota!!! Vive endeudada hasta el último peso, trabaja dobles tiempos para lograr llegar a fin de mes, es la mejor amiga de los supermercados mayoristas, ofertas del líder, ropa usada o reciclada de sus amigas. Nunca más se compró algo para ella, bueno, sólo se compra anticonceptivos ya que NI POR ERROR puede alimentar otra boca más. Tuvo que cambiarse de casa, auto, niños de colegio, panoramas, estilo de vida, en fin… pero aunque todo suene a tragedia, a esta separada se le ve feliz, sonriente, ¡¡¡radiante!!! Con cara de agotada siempre, pero feliz al fin y al cabo. Podríamos decir que aprendió a disfrutar de su escasez económica ya que se siente orgullosa de cómo ha manejado la situación. Aprendió a valorar otras cosas que antes no hacía, cuida hasta el papel confort y organiza panoramas por $0 para sus niños, sus regalos son más ingeniosos que antes, en resumen, le ha sacado provecho a esta etapa de su vida.

3) La Barbie separada
¡¡¡Es la separada que a todas nos gustaría ser!!! Da lo mismo cuál sea el motivo de su separación, esta separada se le ve radiante, de punta en blanco, manos y pies siempre impecables, inmaculada, siempre a la moda, ¡perfecta! Cuando asumió la separación ella redecoró su casa, renovó el closet, invirtió en algún regalito para ella misma… “porque ella lo merece”. Esta separada quedó mejor que antes, tiene todos los beneficios de la separación y no cambió de estilo de vida, sigue en la misma casa, con las mismas comodidades, le renuevan el auto, tiene mesada, se va de viaje, ¡¡se da gustos!! La Barbie obviamente se quedó con una adicional de la tarjeta de crédito del ex marido y la guarda justo al lado de la tarjeta de crédito que aún tiene de su papá. Esta separada es la Barbie porque se quedó con la casa del Ken, el auto del Ken, hasta los amigos del Ken, ¡¡hasta la vida del Ken!!

Barbie-body-image

4) La revelada
No creo que se pueda definir rango alguno, las he visto de todas las edades y en variadas comunas de la ciudad… Esta separada es como una esponja que luego de salirse del marco que la “amoldaba” volvió a su forma natural. Esta mujer al poco tiempo de separarse es como si hubiera vuelto a nacer, se puso más linda, le brilla la piel y el pelo. Anda sonriendo por la vida, por lo general tiene new look de pelo, OBVIO que se puso pechugas y se aplicó algo de botox (aunque no lo quiera reconocer), se viste mucho más osada, se siente joven y ¡¡viva otra vez!! Ahora hace deporte, se pone fit, aprende cosas nuevas. ¡Saca la mejor versión de ella misma! Es a la que si la vida le dio limones, ella se hizo un pisco sour y se lo tomó feliz!

5) La desesperada
Esta mujer está dispuesta a salir con cualquier cita a ciega que le haga alguna amiga o conocida, que tenga más mundo que ella. Nadie sabe si está despechada o nunca fue feliz, sólo se sabe que quiere encontrar pareja a toda costa, ¡¡al precio que sea!!… ¡Pero OJO! No cualquier pareja, uno que la mantenga o al menos que la pasee. La podemos encontrar en el bar de moda, siempre con amigas feas (clásica táctica que usa la desesperada para destacarse), en algún abierto de polo o colándose a alguna fiesta más VIP del mundillo al que le gustaría pertenecer. Es la reina de Tinder aunque ella dice que no lo usa, y siempre la vemos en los supermercados del barrio alto, los viernes en la noche, mirando manos izquierdas de cualquier hombre guapetón que ande solo y que en su carro sólo lleve cervezas y carne.

6) La NO asumida
Es la que se arregla antes de que vengan a buscar a los niños y abre la puerta con ojo brillantes y sonrisa dulce, siempre con la esperanza de que el ex marido la va a mirar y va a recapacitar en su decisión. La que sigue pendiente de cada movimiento del ex, lo espía en las RRSS e inventa excusas para que vaya a la casa “a ver a los niños”… lo espera con su comida favorita o algún aperitivo y como el ex no la toma en cuenta, ella termina transformándose en la mejor amiga y confidente… siempre con la esperanza de que un día el la mire y se de cuenta de que aún la ama. Ella, como NO esta asumida, aún no saca las fotos de la pieza y todavía no usa el espacio libre del closet. Sigue comprando las cervezas que le gustaban a su marido, perdón, ex marido… sólo por si algún día le pide…

En fin… ¿a quién no le gustaría ser Barbie y quién no tuve algo de revelada? Y aunque miremos en menos a la no asumida, ¿quién no le cerró el ojo al ex para que nos ayudara a colgar un mueble en la casa?? Jajaja
Todas tenemos algún rasgo de cada una.
Y ¿tu? ¿Qué tipo de separada eres?

Separada con Hijos
hola@separadaconhijos.com

Comenta este post

cerrar