Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Tiempo libre

20.09.2017

¿Qué hacer si lo pica un bicho?

¡Evita y alivia picaduras con estos consejos de expertos!

¿Qué hacer si lo pica un bicho?

Se aproxima el buen tiempo y el cambio de estación a primavera, y en estos meses es común que aumente la cantidad de picaduras en nuestros peques. Por lo que saber actuar, es fundamental para evitar una mala experiencia.

1) Pulga:
Síntoma: suele producir muchas picaduras concentradas en una zona de la piel que dan comezón.
Qué hacer: aplicar compresas frías en las lesiones y lavar la ropa de la cama, donde puede estar escondido el insecto. También hay que lavar la ropa del niño, aspirar bien alfombras y desparasitar a los animales domésticos, que son los portadores de estos parásitos.
Prevención: se encuentran en lugares cálidos, como el pelo de los animales o la parte interior de la ropa que está en contacto con el cuerpo. Para evitarlas, hay que vacunar a las mascotas y ponerles collares antipulgas y vestir al niño con prendas de color claro.
Cuidados: su saliva puede provocar alergia, así que si se observa una erupción o urticaria en la piel, hay que consultar al médico.

2) Abeja y avispa:
Síntoma: la picadura produce un dolor intenso y la aparición de un grano rojo de unos dos centímetros que se inflama mucho y disminuye poco a poco en las horas siguientes.
Qué hacer: el aguijón de la abeja se queda clavado en la piel tras la picadura y hay que extraerlo con unas pinzas. La picadura de avispa se distingue porque el aguijón no se clava. Para aliviar el dolor de ambas picaduras, es suficiente con lavar la lesión con jabón bajo un chorro de agua fría y aplicar hielo envuelto en un paño.
Prevención: abejas y avispas se sienten atraídas por la comida, la ropa de colores llamativos, el perfume y el agua estancada. Así que es mejor vestir al niño con prendas de colores claros y evitar la colonia. Atacan cuando se intenta espantarlas, por lo que conviene enseñar a nuestro hijo que lo mejor es ignorarlas.
Cuidados: hay que ir a urgencias de inmediato si se observa una inflamación grande, progresiva y duradera, sobre todo en el cuello o en la boca, o si el niño respira con dificultad

picadurasdebichos

3) Garrapata:
Síntoma: la picadura de este parásito es fácilmente reconocible porque se queda adherido a la piel. Otras veces, solo se aprecia unos días más tarde una hinchazón leve y una costra negra.
Qué hacer: empapar un algodón con aceite y aplicar sobre la garrapata durante unos 30 minutos para matarla. Luego, tomar la cabeza con unas pinzas y tirar de ella. Es importante desinfectar la herida con agua y jabón, después aplicar yodo.
Prevención: este insecto vive en la maleza y pica sobre todo en el cuero cabelludo, la nuca, las axilas y detrás de las orejas. Conviene revisar estas zonas tras un paseo por el campo, sobre todo en zonas con ganado. Se alimenta de la sangre de su huésped, así que cuanto antes se detecte más fácil será de eliminar.
Cuidados: la garrapata puede transmitir enfermedades como la fiebre botonosa, por lo que hay que acudir al médico si no se consigue desprenderla o si el niño tiene temperatura alta.

4) Mosquitos:
Síntoma: el lugar de la picadura se hincha y pica, y la zona se muestra enrojecida.
Qué hacer: lavar la lesión con agua fría y jabón. Si el pequeño tiene varias picaduras o el prurito es intenso, se puede aplicar pomada de óxido de zinc (de venta en farmacias).
Prevención: evitar las zonas húmedas, cercanas al agua, sobre todo cuando anochece. Hay que vestir al niño con camisetas y pantalones largos, aplicar repelente encima del protector solar, evitando boca, ojos y manos. Conviene colocar mosquiteros y repelentes eléctricos (fuera del alcance del pequeño).
Cuidados: no suele tener consecuencias graves, salvo en zonas donde hay malaria, zika o chikungunya. Si se viaja a un país tropical, hay que averiguar si es necesario realizar profilaxis.

5) Araña:
Síntoma: produce una mancha roja en la piel con dos puntos centrales. Puede causar dolor, náuseas y malestar general.
Qué hacer: lavar la herida con agua y jabón y aplicar compresas frías durante diez minutos. Después, cubrir con una gasa.
Prevención: se esconde bajo las piedras o en los arbustos y pica solo si se le toca o si se espanta, por eso es importante enseñar a los niños que no deben levantar las piedras ni molestar a este insecto. En el campo es aconsejable sentarse sobre una manta.
Cuidados: son muy peligrosas la viuda negra, la violinista y unas cuantas más. Producen dolores musculares, sudor, agitación y ansiedad. Será necesario llevar al niño al médico si no mejora con los primeros auxilios.

tiposdepicaduras

6) Oruga:
Síntoma: provoca una reacción alérgica con granos agrupados en la zona afectada, que pican mucho.
Qué hacer: lavar la lesión bajo el chorro del agua para retirar los pelillos que hayan quedado adheridos a la piel y aplicar compresas frías durante unos diez minutos.
Prevención: la oruga ataca soltando sus pelos cuando la molestan. En el bosque, el niño debe llevar pantalones y camisetas largos. Hay que evitar sentarse bajo los pinos en primavera. En caso de picadura, hay que cortar las uñas al niño para que no infecte las heridas si se rasca.
Cuidados: si el niño está muy molesto o tiene mucho picor, conviene acudir al médico.

7) Tábano:
Síntoma: la picadura se hincha y pica. A diferencia de la del mosquito, duele y puede llegar a sangrar.
Qué hacer: lavar la picadura con agua y jabón. Si el niño se queja de que le molesta, se puede aplicar la misma pomada de óxido de zinc.
Prevención: en zonas cercanas a ríos o pantanos, conviene vestir al pequeño con camiseta de manga larga, pantalones largos y calcetines, todo de color claro, que repele a los insectos. También puede ser útil aplicar sobre su ropa y cuello una loción para niños repelente de insectos.
Cuidados: si el insecto se ha introducido en la nariz o el oído, hay que echar agua y llevarlo a urgencias.

Fuente: Revista Ser Padres. 

Comenta este post

cerrar