Ser PadresCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Tiempo libre

22.09.2017

¿Qué nos dice su pañal?

La forma, textura, color y olor son señales de la salud de tu bebé; aprende a interpretarlas.

¿Qué nos dice su pañal?

El primer cambio de pañal
La primera evacuación del recién nacido es negra, brillante, pastosa y pegajosa. Se llama meconio y se presenta solamente esa primera vez. Durante los días siguientes, el angelito hace de forma más líquida, menos pegajosa, de color grisáceo-verdoso y a esto se le llama “transición”. Nada por qué preocuparse.

En los bebés amamantados
• Es de color amarillo dorado (también puede ser café, o incluso verdosa).
• De consistencia líquida y grumosa (con granitos de moco, muy pesada).
• De carácter ruidoso y explosivo, sin olor desagradable.
• Suelen evacuar durante o después de que los han amamantado, en ocasiones no son tantas veces, sino solo cuatro o cinco diarias.

En los que toman biberón
• Suele ser más espesa (dura, pues son propensos al estreñimiento) y de color marrón.
• No muestran los espectaculares cambios de frecuencia de los bebés amamantados.
• Mantienen un ritmo constante, entre dos y cuatro veces al día.
• Cuando pasan un par de días sin hacer nada, casi siempre es un auténtico estreñimiento: una bola grande y dura que les cuesta expulsar.

Falsas alarmas
•El bebé hace tantas veces y bastante líquido, ¡tiene diarrea!
Grave error. Al pequeño no le pasa nada, ni hay que darle ningún medicamento, ni líquido ni dieta especial. Al cabo de un tiempo comenzará a hacer muy pocas veces. Casi todos los que toman solo pecho están dos o tres días en huelga. No es raro encontrar niños que solo ensucian el pañal cada cinco o siete días (el récord del mundo está en más de dos semanas). Cuando por fin lo haga, su popó será blanda y grumosa como de costumbre, aunque de tamaño descomunal.
•No hace en varios días, ¡está estreñido!
Nada más lejos de la realidad, porque el trastorno no se define por el número, sino por la consistencia: cuando un niño hace bolas gordas y duras, está estreñido. Es una enfermedad, porque produce dolor y puede provocar hemorroides y fisuras anales. Hacer bolas duras sí es estreñimiento, aunque se hagan tres veces al día. En cambio, hacer popó blanda es lo normal, aunque sea una vez por semana.

quenosdicesupañal2

Tips para…
QUÉ HACER ANTE UNA VERDADERA DIARREA
• Revisa si también tiene vómitos, fiebre, sangre en las heces o un mal aspecto general.
• No lo dejes sin beber agua o sin comer.
• Si únicamente está lactando, debes seguir dándole pecho; cuantas más veces, mejor.
• Si la popó es abundante, puede que necesite agua o suero después de ser amamantado.
• Si toma solo biberón, sigue dándoselo; también necesitará agua o suero después de las tomas.
• Si ya come papillas, ofrécele la dieta de costumbre.
• Como probablemente habrá perdido el apetito, no lo obligues a comer y procura darle lo que más le guste, con frecuencia y en pequeñas cantidades.
• Ante una diarrea importante, acude al médico.

QUÉ HACER ANTE EL VERDADERO ESTREÑIMIENTO
• En algunos casos, mejora al cambiar la marca de leche.
• Comprueba que los biberones están preparados con suficiente agua y sin colmar las medidas de leche.
• Si tu bebé hace del baño más o menos cada dos días, espera a que se regularice; si persiste, consulta a su pediatra.
• Si ya tiene la edad para tomar otros alimentos, busca los más ricos en fibra.
• Los masajes suaves en el estómago, en el sentido de las agujas del reloj, pueden ser útiles.
• A veces, cuantos más días pasan, más grande y dura es la bola. Entonces es necesario intervenir con un supositorio de glicerina. Consulta al doctor.
• Nunca le pongas lavativas sin indicación médica.

[Por: Carlos González, Pediatra]

Comenta este post

cerrar